facebook
twitter
youtube
blog
 
Cargando...carro

contactocontacto

Ashish Patil in Madrid

Ashish Patil, nacido en Mumbai, es uno de los mejores bailarines y coreógrafos de la industria cinematográfica india del momento.

A pesar de la opinión general de que las danzas clásicas no son para hombres, Ashish rompió con los estereotipos y, con el apoyo y conocimientos de su madre, se ha especializado como bailarín de kathak, bharatnatyam, danzas folclóricas de Maharashtra y bollywood.

Ashish destaca por su fuerza y elegancia no solo en los estilos clásicos como el bharatnatyam, sino también en estilos contemporáneos y canciones bollywood más recientes.

Su carrera como coreógrafo le ha llevado a trabajar en canales de televisión como Zee Marathi, Zee Talkies, Colors Marathi y otros, colaborando con actrices extraordinarias como Sonali Kulkarn, Mansi Naik y otras.

Su arte no ha pasado desapercibido: Ashish fue ganador del concurso de televisión “Dholkichya Talavar” como coreógrafo y fue alabado por Hritikh Roshan por su gran actuación en el show “Just Dance”.

En D’Ambra Dance Project tendremos el placer de traer a este talentoso bailarín con 2 talleres el sábado 26 de noviembre:

  • Coreografía de folclor indio ( 15,30 )
  • Corografía clásica india ( 17,45 )

1 Taller 30 Euros, 2 Talleres 10% de Descuento

Imprescindible reservar plaza : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

video

 

 

Leer más ...

Los colores que aterrorizan los artistas ¿Porqué?

Hace una semana colgué unas fotos en Facebook con un traje de Danza Oriental de color amarillo y muchas de mis compañeras de baile se asombraron por mi valentía en la elección de llevar un traje de ese color. Yo estaba sorprendida ya que toda mi vida he pensado que el color que daba mala suerte en los teatros fuese el morado, de echo en Italia lo es, y es tan arriesgado que recuerdo perfectamente que cuando tenía 7 años mi profesora de Ballet le gritó horrorizada a mi madre por traerle unas violetas al teatro justo el día del Festival de Fin de Curso. Al descubrir que en España el color de la mala suerte es el amarillo me entró curiosidad por saber más sobre los colores desgraciados en el Teatro y porque. Busqué en la red en diferentes idiomas para comprobar los datos y, esas explicaciones fueron las que mas llamaron mi atención.

En Inglaterra el color de las desgracias es el azul royal a menos que se combina con el color plata. En la edad media las compañías teatrales vivían de lo que ganaban en sus actuaciones y las telas de color azul solían ser tan caras que la compañía podía llegar a endeudarse para poder lucir trajes de este color y si no tenían el éxito esperado, terminaban por quebrantar. Cuando la tela azul estaba bordada por una tela o algún ornamento plateado significaba que la compañía ya había superado la fase de inestabilidad económica ya que podía permitirse más que la tela azul.

En Francia el color que da mala suerte en los teatros es el verde, ya que el gran dramaturgo Molière murió llevando un vestuario escénico este color durante la representación de su obra maestra  ''El enfermo imaginario'' ( “Le malade Imaginaire” ). Otra creencia es que las luces de color verde rendían el decorado y el vestuario pálido y apagado por eso se consideraba un color desagradable los espacios escénicos.

En Italia el color de la mala suerte es el morado. En la época medieval, en el periodo de cuaresma, las calles se ornaban con lazos y telas moradas, durante esos 40 días estaba totalmente prohibido cualquier tipo de representación artística relacionada con la danza y el teatro, eso significaba la llegada de un largo periodo de escasez económica y de hambre para las compañías.

En España el color más temido es el amarillo. Hay diferentes motivos, no se puede saber cuál es el más verídico, pero esta fue la que más llamó mi atención: el amarillo es el color de la mala suerte porqué cuando un torero muere en el acto de torear se le cubre poniendo el lado amarillo del capote, y para honrar su 'valentía' se tiende en el balcón de su ciudad natal el capote ensangrentado. ¡Vaya nunca me lo hubiera imaginado!

…en fin, yo sigo poniéndome lo que más me favorece sin hacer caso a las Supersticiones ¿y vosotros?

 

Leer más ...