facebook
twitter
youtube
blog
 
Cargando...carro

contactocontacto

La Puerta Rosa

Destacado La Puerta Rosa

El callejón de Montesa estaba vestido de un gris inquietante. Olía a cemento armado, a goma de parking y a pintura urbana. Un agujero en el suelo escupía coches cada diez minutos, las paredes se alicataban de polvo y las colillas se arremolinaban en piñas en cada una de sus esquinas. 

Hace años que una mujer con los tobillos llenos de arpegios se fijó en esta calle sin salida y vio lo que aún no estaba allí. Desenfundó un enorme rotulador y dibujó en sus paredes una puerta rosa. La ilusión, el arte, y su sonrisa consiguieron abrir la puerta y en pocos días se pudo leer:"Escuela de Danza".

Allí acudió lo más granado de las ilusiones no realizadas, los gemelos más marcados, los brazos interminables, las melenas infinitas adornadas con medallas, las caderas más inquietas y las flores por abrir. 

Escuela de Danza D'Ambra. Desde el gris callejón parece un negocio de quid pro quo en el que tú me pagas por un espacio en el que bailar. Pero si cruzas la puerta rosa sentirás que llegaste al mundo de los duendes, tus dedos se alargarán, tu cuello subirá hasta alcanzar los árboles, todo se enlazará y coordinará como un reloj suizo, sin matemática ni alarmas. Todas sus alumnas, las que se conocen y las que no, sudarán la gota gorda y danzarán sin miedo a nada durante una hora. 

Gracias a Alessandra y a todas las profesoras por dibujar un día una preciosa puerta rosa en un callejón gris. 

Os queremos y admiramos. 

(Alumnas de D'Ambra Dance Project)

Modificado por última vez enMiércoles, 19 Diciembre 2018 17:20

Compártelo en las redes sociales