facebook
twitter
youtube
blog
 
Cargando...carro

contactocontacto

El "buen" uso de las nuevas tecnologías en clase de danza

  • Medios
dambra_dance_project_foto_taller dambra_dance_project_foto_taller

Las nuevas tecnologías han llegado a todos los ámbitos de nuestra vida, “para bien y para mal”, así también han llegado a nuestras clases de danza: podemos tomar notas en nuestro smartphone para después ampliar información en internet, manejar el equipo de música de manera más ágil por bluetooth, localizar las canciones de las clases y coreografías con Shazam y rápidamente ver un vídeo relacionado en Youtube que nos inspire. Todas estas son claras ventajas, pero como con todo, debe hacerse un uso moderado y respetuoso de ellas.

Hablemos sobre grabar vídeos en clase, a veces los profesores se ven en situaciones comprometidas y delicadas porque se saca el móvil interrumpiendo una clase o sin pedir permiso para hacerlo.

En las normas de la escuela D'Ambra Dance Project se encuentra publicado que para realizar una grabación en vídeo es necesario el consentimiento previo del profesor y los alumnos. Primero pensemos que un compañero o compañera puede tener sus razones para no querer salir en un vídeo vaya a publicarse o no en redes sociales, dándole el derecho a apartarse si no quiere aparecer, pero también el de recibir su clase sin interrupciones.

Es cierto que el vídeo puede ser un buen material de apoyo para repasar una coreo, practicar un paso o secuencia determinada, pero nunca puede sustituir a una clase o ensayo presencial con los compañeros, hay que respetar el trabajo y esfuerzo de quien se compromete y asiste a clase regularmente.

Siempre debemos tratar en primer lugar de trabajar nuestra memoria e interiorizar los pasos, no podemos depender siempre del vídeo.

El profesor puede tener también sus razones para no querer que sus explicaciones se graben y además no olvidemos que una coreografía es una pieza de arte y que requiere permiso para ser copiada y difundida.

Una vez entendido todo esto, será fácil hacer un buen uso del vídeo, respetando estos principios, podremos hacer un buen aprovechamiento de la clase, teniendo a la vez una pieza grabada, para repasar, como recuerdo y cómo no, como oportunidad para difundir la danza.

Así seguiremos haciendo de la escuela un lugar donde el compañerismo, el respeto y la buena convivencia acompañen nuestro trabajo y proceso de aprendizaje.

Modificado por última vez enViernes, 26 Diciembre 2014 09:36

Compártelo en las redes sociales

Medios

Clases en D'Ambra Dance Project